Muchos clientes vienen a Gala decoración con esta duda:  ¿qué suelo debería poner en la cocina? La cocina suele ser un lugar con muchas manchas de grasa, aceite, caída de agua, mucho tránsito… Es bien sabido que la cerámica es el suelo más usado en la cocina, pero también sabemos que los suelos de PVC cuentan con muchas ventajas respecto a la cerámica que hacen que muchos prefieran estos tipos de suelos de PVC frente a los suelos de cerámica. Algunas ventajas de los suelos de PVC son las siguientes:

  • Confort térmico: los suelos de cerámica son bastante fríos y si queréis tener una sensación neutra, un suelo de PVC es la mejor opción. Esta sensación, que sólo te podrás imaginar si la conoces, es capaz de crear una calidez en el ambiente que no se podrá conseguir con ningún otro suelo.
  • Confort en la pisada: no llega al nivel de la moqueta, sin embargo, se sitúa en un punto intermedio entre esta y la cerámica; siendo bastante agradable a la pisada. 
  • Fácil instalación sin obras: los suelos de pvc no necesitan cemento y el recorte con las paredes no generará ni una mota de polvo, sólo se necesitará un cúter y un buen instalador para que quede una instalación estupenda.  
  • Acústica: la cerámica ni siquiera entra en el juego de una buena acústica. El suelo de PVC gana por goleada al pavimento duro en tema de insonorización ya que absorbe la pisada.
  • Sistema modular: si lo conoces sabes que es uno de los aspectos más ventajosos del PVC. La modularidad consiste en el método de instalación del PVC. Hay gente que piensa que es en rollo (y ojo, los hay y mantiene todas las ventajas a un precio menor); pero el PVC modular vendrá en losetas o lamas de tamaño reducido que conseguirán darte un montón de ventajas. Tenemos una publicación exclusiva hablando de este tema.

¿Podremos contar con todas estas ventajas en la cocina?

En primer lugar, es importante saber de qué tipo de material estamos hablando ya que son muchos los que vienen a nuestro showroom asociándolo con el linóleo o con un material hecho de plástico simple. 

Nada más lejos de la realidad, el suelo de PVC está compuesto por un elemento base que es el policloruro de vinilo, el cual consigue que sea un suelo muy fino y flexible a la vez que resistente y duradero. Y esto lo pueden decir pocos suelos, pero te traemos una buena noticia: sí es un suelo totalmente apto para la cocina, ya que es capaz de soportar toda la humedad que le caiga desde arriba.

¿Qué tipo de PVC elegir para la cocina?

Si estamos hablando de cocinas domésticas, nuestra recomendación es que vayas a por el PVC en lamas o losetas, es decir, el PVC modular; ya que tendrá una instalación mucho más fácil que la opción en rollo. Además, en el caso de aparecer humedad en la base preexistente del suelo la solución será mucho más sencilla pues sólo habrá que tratar la zona con humedad. 

Si hablamos de cocinas industriales, la opción en rollo puede que te sea más apta debido a que recortarás en gastos y ahora, con un espacio mayor, sí que es viable la instalación del PVC en rollo. Incluso te recomendamos que eches un vistazo a los pavimentos antideslizantes que te ofertamos, ya que evitarás más de un disgusto en resbalones. 

Todas las opciones de las que te hemos hablado tienen una infinidad de posibles diseños, con lo que podrás crear desde una cocina rústica, con imitaciones de madera; hasta imitaciones de piedra, colores básicos, etc. 

En definitiva, tanto las propiedades del suelo de PVC como sus posibilidades en instalación y diseños crean cada vez más incentivos para colocar el suelo de PVC en la cocina en detrimento de otros pavimentos tradicionales. 

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */