Acabamos de entrar en la temporada de verano. Tanto si tienes una terraza como si tienes un jardín, el césped artificial es idóneo para ello.

Encontramos diferentes espesores, desde 6 mm hasta 40 mm, siendo su mantenimiento y realismo distinto en cada uno de ellos.

Recomendamos un césped artificial con un espesor de base 30mm, ya que su acabado, y durabilidad es mayor.

Si requieres de un césped que vas a usar para un transito muy amplio, el mejor es el de 30 mm de espesor ya que continuamente va a sufrir un gran impacto y puede que haya que cambiarlo con mas asiduidad.

A diferencia del césped natural, las fibras del artificial están tratadas para soportar el cloro, salitre, los rayos UV, la humedad o las altas temperaturas.

Si tienes mascotas, el césped artificial es suave para su cuerpo, pueden jugar sin preocuparse por parásitos o demás insectos y, lo más importante, no tendrán esa curiosidad por escarbar en este tipo de suelos, nada que ver con los naturales.

Cuanto más fina sea la textura, menos durabilidad tendrá, por lo que no debemos fiarnos de algunos precios más baratos si vamos a querer usar nuestro césped.

En el caso de utilizarlo para zonas meramente decorativas, no nos importará tanto qué tipo de textura utilizo.

El césped artificial nos da las ventajas de su alta resistencia y su mínimo mantenimiento. Siendo un placer para la pisada y el disfrute del jardín, terraza o donde se instale.

Se presenta en grosores de 8 mm, 20, 30 y 40 mm. Por lo que tienes todo tipo de opciones y posibilidades.

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */