Llegar a casa y sentir que es tu hogar es una suerte y satisfacción el poder disfrutarla. Es por eso por lo que para este otoño nos encontramos con una amplia gama de colores que nos evocan la tranquilidad y el descanso tras el ajetreado verano.

No confundir con los colores otoñales para las prendas de vestir, los cuales son más rompedores.

Hablar de los colores en tendencia de cada época del año es una conversación muy interesante. Dependiendo de con qué arquitecto o decorador te sientes, se inclinarán más por un color que por otro, cuestión de gustos, suponemos..

Gala Decoración os propone para esta temporada el blanco, verde, azul y beige.

Al ser uno de los tonos neutros, el blanco combina bien con tonalidades cálidas y frías. Es uno de los colores más luminosos que existe. Es la base perfecta para decorar un espacio, además es atemporal, nunca pasa de moda. Este color consigue captar la luz natural y multiplicarla, al reflejarla.

Esta oficina quería un toque diferente para la pared, consiguiendo que este papel vinílico les aportara lo que buscaban, unificándose con todo el espacio.

Está de moda los colores provenientes de la naturaleza como el verde que transmiten calma y serenidad. Cuenta con una amplia variedad cromática, desde tonos más suaves a más intensos ofrecen muchas posibilidades con las que jugar para incorporarlo en la decoración de la casa. Otro ejemplo más de como decorar una pared gracias a los revestimientos de pared.

Según el instituto Pantone, el azul Mykonos será uno de los colores protagonistas tanto en la decoración de interiores como en moda y diseño.

Lo han elegido por es una tonalidad fría, acorde con las bajas temperaturas. Inspirado en el mar Egeo, transmite tranquilidad y confianza. Combinado con blanco se crear un binomio perfecto donde predominará la luminosidad, la calma y el sosiego.

Nosotros hace poco, junto con un interiorista, lo incorporamos a las sillas de un comedor y no nos pudo fascinar más lo bien que quedó.

El beige, al igual que el marrón pueden ir de la mano, combinándose, consiguen cambiar superficies convirtiéndolas en espacios maravillosos. Esta temporada se convertirá en la base ideal para combinar con otras tonalidades.

Es sinónimo de elegancia y sencillez. Es uno de los tonos favoritos para pintar las paredes. Permite crear atmósferas relajantes, confortables y luminosas. Su gama cromática es muy amplia, va desde los más neutros hasta tonalidades rosadas y amarillentas, incluyendo tonalidades más intensas.

El color naranja es el resultado de mezclar rojo y amarillo y está asociado a la diversión y sociabilidad. Es un color vibrante y muy luminoso que aportará alegría a cualquier estancia de la casa. Al ser un color vivo hay que utilizarlo con moderación, sin embargo, su facilidad para combinarlo en pequeñas dosis con otros tonos lo hace ideal para dar un toque alegre y desenfadado al ambiente.

¿Y tú, con qué color estás pensando empezar la reforma de tu proyecto? Cuéntanoslo y estaremos encantados de asesorarte.

Abrir chat
/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */