Cuando pensamos en decorar una casa, se nos va el pensamiento a qué muebles colocar, con cuánta luz, con qué suelo… y en realidad todas ellas son importantes, aunque muchas veces se nos olvida la importancia que tiene la pared y una buena diseño de esta, ya que conseguirá transmitir la sensación al resto de la casa. Sin embargo, si estás leyendo esta publicación es porque no has cometido este error y efectivamente le estás dando la importancia que tiene a la decoración de paredes.

Si echamos la vista atrás veremos como la decoración de paredes ha ido siguiendo ciertas tendencias: todos nos acordaremos del gotelé que llenó las casas españolas en la década de los 70-80-90. Esto no era más que el inicio de la idea acerca de que las paredes cobran una importancia vital en la decoración de las paredes. Pero como todo, los tiempos cambian y hoy en día el gotelé no gusta igual que gustaba anteriormente; sin embargo, las tendencias son sustituidas por otras modas y es por ello por lo que hoy te vamos a explicar una a una todas las alternativas que te podemos ofrecer y que actualmente están rompiendo el mercado en cuanto a cómo y con qué decorar una pared.

¿Qué alternativas tenemos para decorar una pared?

En el juego de los revestimientos murales la batalla está clara. Por un lado, está un material del que seguramente hayas oído hablar: el papel pintado. Este revestimiento, con el que Gala comenzó el negocio hace ya más de 50 años, parece que forma parte de otra época donde las películas americanas tenían unas casas llenas de papel pintado de flores en las paredes. Pero, como hemos dicho al principio, parece que las modas son cíclicas y el papel pintado – o papel tapiz – vuelve a adornar las paredes gracias a la renovación de los diseños y mejores calidades. 

Es cierto que está destinado para un uso doméstico ya que no deja de ser papel; sin embargo, tenemos diseños que sin lugar a duda te encantarán 

Por otro lado, encontramos a un rival difícil que le salió ya hace varios años al papel, cuyo caballo de batalla es la resistencia. Estamos hablando del revestimiento vinílico. Es menos probable que hayas oído hablar de ellos, pero estamos totalmente seguros de que los has visto en más de un comercio. Es un material muy resistente gracias a la capa vinílica estampada con tintas al agua, situada encima del soporte de algodón; y, si bien tiene un precio más elevado que el papel pintado, son muchos los clientes que prefieren este material gracias a la textura que es capaz de darnos y a la seguridad que da tener un revestimiento de calidad excepcional

¿Cuál es la alternativa que nos gusta más para decorar una pared?

¿Cuál te convence más? Nosotros pensamos que la decisión de cuál elegir depende principalmente de dos factores: 

  1. Uso que se le vaya a dar,
  2. Presupuesto disponible. 

Si tu idea es decorar la pared de un local comercial te recomendamos sin duda la opción del revestimiento vinílico. Estas paredes tendrán que soportar mucho más tránsito que una pared doméstica, con lo que tendrás que priorizar la resistencia del material; y esta resistencia la tendrás asegurada con la capa vinílica. Además, el revestimiento vinílico es un material ignífugo. 

El revestimiento vinílico, por si fuera poco, te dará la seguridad de resistir al agua, con lo que retirar las manchas ocasionales será bastante más sencillo que en un papel, donde una mancha de grasa o similares te puede generar más de un quebradero de cabeza. Por lo general, el papel pintado no soportará la humedad, pues recuerda que seguimos hablando de papel; aunque bien es cierto que existen modelos de papel pintado que sí soportan cierta humedad gracias a la composición del material. 

Si por el contrario tu idea es decorar tu casa, tanto la opción del papel como la del vinilo son viables para ti. Todo dependerá de tus gustos y del presupuesto que tengas disponible en ese momento.

Deberás tener en cuenta, además de los factores ya mencionados, que el revestimiento vinílico es capaz de lograr texturas en el diseño, con lo que ya te avisamos que encontrarás modelos espectaculares. El papel pintado, por el contrario, juega más con el diseño del dibujo, encontrando gamas para todos los criterios. 

Otras alternativas para decorar tu pared

Y, si bien el revestimiento vinílico y el papel pintado han sido nuestros grandes protagonistas para la decoración de la pared, vamos a dejar esta última parte de la publicación para aquellas personas que no les basta con lo tradicional; pasando ahora a hablar de dos productos totalmente antagonistas: 

El primer producto del que hablamos es ya un viejo conocido: el PVC. Ya hemos hablado en infinidad de ocasiones del suelo de PVC y de sus ventajas respecto a la cerámica o la madera. Pues ahora volvemos a hablar de él, pero para colocarlo en vertical. Varios de nuestros fabricantes de suelo son los que también decidieron hace un tiempo fabricar estas paredes de PVC

El segundo producto especial del que te queremos hablar es del césped artificial. Puede que nunca lo hayas visto pegado a una pared, pero es que la sensación de frescura que da es digna de mencionar. Son muchos los comercios que han optado por esta opción, bastante económica, y que da un toque de originalidad que no todos los comercios tienen. 

Esperamos que te haya quedado todo claro; pero, si no es así, sabes que nos tienes aquí para lo que necesites!

Para terminar, te dejamos aquí los catálogos de cada producto con los que trabajamos para poder decorar y dar vida a tu pared:

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */